¿Qué te ha parecido esta idea?

Deja tu comentario

Deja tu comentario

12 Comentarios

Josep Maria Gispert Sauch - hace 9 meses

Cuando vivía con mis padres, ellos se empeñaban en tener sillas y sillas por si venían invitados. Llenaron su casa de sillas, hasta 16, cuando con el paso de los años solo llegaron a tres o cuatro invitados al año. Guardaban botes de cristal para hacer mermelada y llenaron armarios de botes. Lo mismo que con vajillas, sofás cama que nunca usaron, hasta se quedaron con muebles auxiliares de vecinos que se mudan. El resultado? Un piso de 80 metros prácticamente impracticable y desordenado

Karen - hace 9 meses

Me ayuda replantearme el espacio.

José Martinez - hace 8 meses
Francisca Mena Marquez - hace 8 meses

..Solo hay que amar la luz, el espacio abierto y junto con la independencia en tu casa de estar libre de optaculos y cosas materiales. Me ha gustado leerlo porque sencillamente soy de la misma opinión ,y la practico ,por ese motivo soy bastante feliz en mi casa.

Marieta - hace 8 meses

Todo muy bien explicado y muy buenas ideas, gracias

Cristina - hace 9 meses

Es cierto,el espaciado es un bien escaso,y hay que ser cuidadoso

Viqui - hace 8 meses

Muy bonita y mucha luz.

Marc Ginesta Aguilera - hace 8 meses

Me servirá mucho. Estoy de reforma interna completa, elimino un comedor de invitados para poder ampliar una habitación y así poder hacer un vestuario y un acceso al baño principal que pasará a ser parte de la habitación ampliada y el resto de comedor de invitados pasará a ser un lavadero cerrado con el largo del actual comedor de invitados que pasaría a ser una terraza interior al patio de la casa. Aparte la cocina reformada, despacho eliminado y sería cuarto de baño con ducha y reforma de las dos habitaciones restantes.

Bien, muy útil

Maria - hace 2 meses

Me ha ayudado mucho a recolocar toda mi casa

Javi - hace 1 mes

Mantener el orden en la casa y tirar lo que realmente no se necesita es CLAVE para que el espacio fluya y no nos veamos reducidos a muchos menos metros de los que tiene la casa.

Eso lo saben bien en Japón.

Blanca - hace 2 meses

Incurro en dos de los siete errores. En cuanto a los libros, claro que me creo lo de los mil: en mi caso, al cambiar de casa tuve que saldar dos mil, ya que sólo me cabían tres mil quinientos en ésta. Me costaron más las estanterías a medida que el suelo de roble, pero soy muy feliz teniendo libros en todas las habitaciones y pensando que, aunque cierren todas las librerías, tengo provisiones de lectura como para resistir un asedio. Me ha encantado el artículo. Procuraré reprimirme en lo de la ropa y en hacer operativo el comedor, donde he metido a los tatarabuelos, las sillas del año de la nana y donde sólo es nueva la mesa. Por cierto, cada silla de su padre y de su madre y en un lateral hasta un pequeño sofá. Total, para lo que lo voy a usar. Jajaja. Pero ha cabido una estantería fabulosa de pared a pared, que era mi interés primordial.

Recuerda que también puedes pedir presupuesto de Decoradores.