Consejos de hogar

5 emociones que todo propietario siente al llegar a un nuevo hogar

Miriam Martí Gamero
Profesional
Hace 3 años
| 10 | 8
Deja tu comentario
Publicar comentario

6 Comentarios
Lunalunera
hace 8 años

Yo de momento tengo alquiler pero sí que me planteo comprar en un par de años y la hipoteca me da algo de vertigo... creo que es el miedo más importante


Carmen
hace 8 años

Vaya mierda de informacion para hacer esto no hagáis nada


Juani
hace 8 años

En el título del artículo se habla de emociones. Y si lees el texto te habla precisamente de emociones. Creo que puede gustarte más o menos, pero de ninguna de las maneras se puede faltar así el respeto. Particularmente creo que sí pueden encajar estas emociones con lo que uno siente cuando se compra un piso. Quizá vivas de alquiler y no puedas experimentarlas.


Miriam Martí Gamero
hace 8 años

Carmen, siento mucho si la información no ha sido de tu agrado o no te ha podido ayudar. Afortunadamente en habitissimo cuentas con un montón de artículos de otras temáticas. Estoy segura que si buscas bien encontrarás alguno que se ajuste a tus necesidades. Eso sí, te pediría que intentaras comentarlos con respeto, que todos tenemos nuestro corazoncito :)


Rebecatm
hace 8 años

Desde luego no hay que pasar por alto en ningún momento el tema del agotamiento... hacer una mudanza es estresante y agotador... aunque luego todo tiene su recompensa


Lope
hace 8 años

Efectivamente, pasé por todas ellas. Lo mejor es, como leo por ahí, optar por profesionales que puedan ayudarte. Nunca sabrás lo útil que puede ser una empresa de mudanzas hasta que sea demasiado tarde. Y ya de paso, si puedes, optar por la que te lo mete todo en las cajas. Es el dinero mejor invertido del mundo.


Magami
hace 8 años

Supongo que la añoranza es normal, a mí me paso. Al principio de tener mi casa pensaba en lo bien que se vivía de alquiler. Pero luego con el tiempo te das cuenta de las libertades que tienes como propietario. No dar explicaciones a nadie de lo que haces en tu casa... sin duda merece la pena.


Esther García
hace 8 años

Pues llamadme rara, pero yo pasé del miedo al orgullo automáticamente, ni añoranza ni nada jajaja. Una vez tienes las llaves de tu casa tienes una ilusión enorme, decorarla y habitarla es toda una experiencia llena de adrenalina.